Colabora con el blog enviando noticias de interés relacionadas con los temas que aquí se tratan. Solo haz clic en la pestaña Colabora-Contacto y envía el enlace de la noticia acompañado de tu nombre si quieres ser mencionado. Muchas gracias.

Irak y Afganistán están triturando al ejército de los EEUU

Un reciente informe revela una triste estadística de lesiones cerebrales y desórdenes mentales así como otros traumatismos graves que han sufrido las tropas de EE.UU. en las guerras de Irak y Afganistán.
En las operaciones militares de EE.UU. llevadas a cabo desde 2001, a casi 130.000 militares les diagnosticaron trastorno por estrés postraumático, según los recientes datos del Servicio de Investigación del Congreso de EE.UU. Sin embargo, esta cifra podría ser solo la 'punta del iceberg', ya que no todos los casos fueron detectados por los médicos.

Desde 2000 (para este parámetro se tuvo en consideración también el año anterior a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001), más de 253.000 militares estadounidenses sufrieron algún traumatismo craneoencefálico. Este tipo de lesiones es común entre los afectados por explosiones de bombas.

Un 77% de estos casos es considerado “leve” porque los efectos (como pérdida de memoria) duraron menos de 24 horas o porque el afectado permaneció inconsciente menos de 30 minutos. El informe recoge también unos  6.500 casos de “heridas abiertas en la cabeza, fracturas de cráneo o proyectiles clavados en el cerebro”.

Además, casi 800 veteranos de la guerra de Irak y casi 700 de Afganistántienen amputada alguna extremidad completa debido a las heridas recibidas en el campo de batalla. A más de 200 (de ambas operaciones) les sometieron a amputaciones menores, como dedos o pies.

En total, más de 50.000 militares y civiles del Departamento de Defensa de EE.UU. resultaron gravemente heridos en Irak y Afganistán. Más de 6.600 estadounidenses fallecieron en las dos operaciones en Irak (ya concluidas) y en la de Afganistán, cuyo final está previsto para 2014, aunque un contingente de militares norteamericanos permanecerá allí por un tiempo indefinido.

ADEMAS, 18 SUICIDIOS POR DIA
Si bien durante el conflicto en el sudeste asiático los ex combatientes estadounidenses eran tema de debate recurrente en la sociedad norteamericana, los soldados que hoy regresan de Irak y Afganistán prácticamente pasan inadvertidos, casi como una suerte de fantasmas de una guerra impopular. Sin embargo, están ahí, e incluso protagonizan un creciente y grave problema.
Actualmente, según informa la revista Newsweek, unos 18 veteranos de las distintas guerras en que ha intervenido EE.UU. se suicidan al día, es decir, cada 80 minutos un ex uniformado se quita la vida.
La cifra es tan alarmante que el número de suicidios entre ex soldados supera los 6.466 muertos en el territorio iraquí y afgano entre 2001 y 2012. 

Así, por ejemplo, en 2009 hubo 1.868 intentos de suicidio de veteranos de ambas guerras, de los cuales se concretaron 100.
Según el Departamento de Asuntos de Veteranos, en 2010 hubo un promedio de 950 intentos de suicidio al mes, de los cuales un 7% se concretó. Así, ese año hubo casi 800 suicidios de veteranos, mientras que 553 murieron en el campo de batalla. Según las estadísticas, de los sobrevivientes de los suicidios, un 11% vuelve a intentarlo en los siguientes nueve meses. 

Aunque para muchos el tema es "incómodo", la prensa estadounidense no ha ocultado esta tragedia. Esta semana, la revista Newsweek publicó un largo artículo que sostiene que la principal causa de este fenómeno tiene que ver con el trauma que provoca entre los veteranos el haber matado a alguien en combate, algo que muchos no soportan y, como vía de escape, se quitan la vida. 

Recientemente, la revista Forbes señaló que el problema "es tan serio que los veteranos de Estados Unidos representan el 20% del total de suicidios en el país -que llegan a 36.909-, pese a que sólo el 1% de los estadounidenses ha participado en las Fuerzas Armadas".

Incluso, la tasa de suicidios entre soldados activos aumentó desde 10 casos por cada 100.000 personas, en 2004, a 22 casos por 100.000 en 2010, según datos de las Fuerzas Armadas. Así, mientras en 2003 un total de 77 soldados se suicidaron, en 2009 esta cifra llegó a 160.

También el propio Barack Obama se ha referido a los veteranos durante la campaña. A fines de abril, el presidente demócrata emitió una orden ejecutiva para que el país asista y proteja a los veteranos de guerra. "Les prometí que cuando regresaran iba a pelear por ustedes como ustedes han peleado por nosotros", dijo Obama durante una ceremonia en el Fuerte Stewart, en Georgia, sede de la II División de Infantería.
"La generación del 11/9 ha escrito uno de los capítulos más importantes en la historia del país", concluyó. Sin embargo, las palabras del mandatario no han sido lo suficientemente convincentes para muchos. De hecho, la semana pasada, durante la cumbre de la OTAN en Chicago, unos 50 miembros de la agrupación Veteranos de Irak contra la Guerra devolvieron sus medallas y las tiraron a la calle. "Lamento profundamente la destrucción que hemos causado en estos países y en todo el mundo", señaló uno de los veteranos.

Alrededor de 2,4 millones de soldados han servido en Irak y Afganistán, muchos de los cuales se encuentran con una dura realidad tras su regreso a EE.UU.: no tienen trabajo, sufren estereotipos como la película de Sylvester Stallone y, según Forbes, apenas el 49% recibe una evaluación mental completa dos semanas después de haber solicitado tratamiento. Incluso, en algunas ciudades deben esperar dos meses y medio para ser atendidos. En cuanto al desempleo, se estima que el número de ex soldados que pasaron por Irak y Afganistán que no tienen trabajo supera los 300 mil.

Y no son pocos los veteranos que ni siquiera tienen un lugar donde vivir. Según el diario The New York Times, el número de veteranos sin hogar llegó a 144 mil en 2010,* mientras que los ex soldados que se vieron obligados a usar refugios de emergencia subieron a 149 mil. De acuerdo con una encuesta del Centro de Estudios Pew, mientras el 96% de los ex combatientes post 11 de septiembre está orgulloso de haber luchado en la guerra, el 44% reconoce que le ha sido difícil adaptarse a la vida civil. En contraste, un 25% de los veteranos que sirvieron en anteriores guerras manifestó dificultades similares.

Insurgente

Cada click en estos botones, es una motivación para seguir informado.

Menea este post en Meneame.net votar

No hay comentarios:

Debes saber que este blog está a favor de la libertad de expresión, por lo tanto nada de lo que quieras decir será censurado. Siempre y cuando tus palabras no sean utilizadas para insultar a otros lectores.

Facebook Twitter Favorites Delicious More

VÍDEOS

VISITAS

CHAT



 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Dcreators